Juguetes educativos, jugamos con las letras

Pensamiento visitado 454 veces

Entre las piedrecitas y plantas de una fuente, están colocadas las letras que forman la palabra VIKINGO

Estamos en pleno aprendizaje de las letras con el Vikingo. de momento en el colegio le están enseñando las letras mayúsculas o capitales, las vocales y también a escribir su nombre, a escribir mamá, papá… cositas muy sencillas. A él le encanta y en casa en el ordenador nos pide jugar a las letras así que le abrimos un word, le ampliamos el tamaño de fuente bastante, le activamos las mayúsculas y nos ponemos a jugar.
Él escribe muy bien su nombre y sabe detectar ya muchas letras, la M de mami, la P de papi, la T de tiet, la I de iaia, la A de avi y abuela, la W de Whost (Whosi) el perro guía de Juanjo, la B de Bella, la O de Oldo… Mis perros guía… etc.

Pues bien, yo desconocía totalmente su existencia pero cuando hicimos la Escapada familiar al vilar rural de Arnes Nuestra fantástica amiga Annabel de La Nave del Bebé” junto a Álvaro su marido y a sus dos preciosas niñas, le regalaron al Vikingo este magnífico juego educativo de letras de la marca PlanToys, que están en relieve tanto en mayúsculas como en minúsculas y en braille, sí señoras y señores, en braille también! y ah, de madera bio.

Confieso que no sé a quien le fascinó más si al peque o a nosotros. Es una preciosidad, cada pieza está hecha de madera en color beige y la letra está por una cara en mayúscula, por la otra en minúscula y en ambas caras está también su equivalente en braille. Cada letra es de un color distinto y las letras en braille son del mismo color de la madera.

En un plano picado se ve al Vikingo acuclillado formando su nombre con las letras y colocando la letra I.

Las piezas son de un tamaño ideal para las manos de los niños, son muy resistentes y tienen una de las 4 esquinas diferente para saber siempre en qué posición ponerlas.

En la fuente de nuevo, entre las piedrecitas y las plantas se ve la caja del juguete, las letras formando la palabra vikingo y la mano del Vikingo sujetando la V.

Es un juego recomendado a partir de los 2 años y aunque pone hasta los 6, a mí me encanta ponerme con mi hijo a formar palabras, detectar letras y además os confieso que yo también aprendo ya que de pequeña cuando perdí la vista aprendí a escribir en mayúsculas pero no en minúsculas así que con estas letras puedo saber al estar en relieve, como son las letras minúsculas.

Beneficios de este juego

  • Puede jugar con otros amiguitos o gente más mayor. Juego en equipo
  • Potencia la creatividad creando nuevas palabras y refuerza el aprendizaje del sistema de lectoescritura
  • Aprende no solo un alfabeto sino dos.
  • Fomenta la inclusión entre los niños
  • Favorece la normalización de las personas con discapacidad en la sociedad

A nosotros nos parece extremadamente útil este juguete educativo porque nos gustaría que algún día nuestro hijo aprenda el braille, que a fin de cuentas es el sistema de lectoescritura de sus padres, pero pienso que cualquier niño con y sin discapacidad se puede beneficiar mucho de todo lo que estas letras tienen para ofrecer. Sin ir más lejos, Annabel, quien le regaló el juego, también se lo compró a su hija mayor y ellos son una familia en la que nadie es ciego.

De nuevo, si veis estas super fotos es gracias a mi fotógrafa oficial sin ella no hubiera quedado un post tan precioso.

¡Abrazos vikingos!

La creatividad en marcha: Preparando biberones y dando medicinas a ciegas

Pensamiento visitado 1.053 veces

Vamos a inaugurar esta sección de trucos para padres y madres ciegos pero a la vez también para visibilizar a tod@s como nos las apañamos, y que lo que hacemos no es magia, solo y quizá, algo más creativo.
Hoy empezamos con los biberones.

¿Cómo preparamos un biberón sin liarla en las medidas?

Sí papis y futuros papis, para los que ya habéis pasado por ello y para los que aún no pero vais en camino o pensáis en pasar algún día, cuando se es mamá o papá primerizo te obsesionas con todo y con seguirlo al pie de la letra, no sea que te equivoques de un mililitro y el bebé implosione!
En nuestro caso el pequeño Vikingo desde que nació hizo lactancia mixta, por desgracia por circunstancias, no pude producir suficiente leche para que fuera LME así que tomaba pecho y biberón pero… ¿cómo lo hacíamos para no colarnos con la medida de agua que tenía que tomar sin poder ver los números del recipiente?

Bodegón: La jeringa en dos partes se ve el émbolo con las 3 marcas. A parte se ven la tetina de un biberón, un vaso de agua y el biberón destapado.

¡Con una jeringa! sí señoras y señores, comprábamos jeringas y le pedíamos al farmacéutico por favor si podía marcarnos el émbolo cada 30ml y él lo hacía con un cuter y… ¡listo! así de fácil. Llenamos un vaso largo de agua, introducimos la jeringa, cogemos el agua hasta la marca del émbolo que nos interese y la traspasamos al biberón, y repetimos la acción cuantas veces sea necesaria para llenarlo hasta la medida que corresponda.
Por ejemplo, de recién nacido empezó tomando biberones de 30, así que con una vez que llenemos la jeringa hasta la primera marca que es la de 30ML, es suficiente.

Mano de Núria sujetando una jeringa con agua hasta la marca de 30ML dentro de un vaso de agua.

El tema de la leche no tiene ningún misterio, se llena el cacito que va en los botes de la leche de fórmula y se enrasa ya sea con el propio borde del bote o con el canto de un cuchillo, el que no corta, pasándolo por encima del cacito para eliminar cualquier resto sobrante y se echan en el biberón los cacitos que toquen por cada medida de agua.

Dándole la medicina, o intentándolo.

La técnica de la jeringa es igualmente aplicable en los medicamentos. Sí, en algún momento tendréis que darle algo, sea la vitamina D, apiretal si le sube la fiebre, estilsona como fue en nuestro caso en momentos muy puntuales de crisis de bronquitis… y ahí más aún que en los biberones, hay que ser muy exactos en la dosis que le damos al bebé.

Pote de apiretal y una jeringa pequeña con apiretal dentro hasta la marca de la dosis.

Con la misma técnica de la jeringa marcada en el émbolo pero por supuesto siendo jeringas mucho menores y marcando el émbolo en la dosis que el peque ha de tomar, no debería daros tampoco ningún problema. Llenamos la jeringa hasta la marca, le damos unos golpecitos y presionamos muy levemente el émbolo para asegurarnos que no queda aire en él y que todo lo que hay es la dosis de medicina correspondiente.

¿qué pasa si nos dan la dosis en gotas? aquí una proporción que nos dió nuestro amigo el farmacéutico: 20 gotas son aproximadamente 1ml, así que si os dicen que vuestro hijo ha de tomar 10 gotas de la medicina X, pensad que 10 gotas equivaldrán más o menos a 0,5ml. Aunque si tenéis dudas, en el prospecto suele venir la equivalencia.
¡Apunte para las lectoras y lectores ciegos! si necesitáis consultar prospectos de medicamentos, existe la App Medicamento accesible plus:

El problema vendrá en el momento de tratar que el peque se la tome, ahí ya el ingenio de cada cual para lograrlo.

Espero que os haya sido de utilidad este post o al menos que haya aplacado vuestra curiosidad al respecto.
Si tenéis alguna duda, sugerencia, petición que queráis que os cuente en el siguiente post sobre esas cosas del día a día de la pa/maternidad a ciegas, no dudéis en escribirlo en los comentarios o mandármelo por twitter.

Hoy tenemos de vuelta a la fotógrafa oficial del blog, mi prima Laura ¡Muchas gracias reguapa por la sesión superpro de fotos y por las horas a las que te pedí hacerlas!

¡Abrazos vikingos!

Juegos de construcción magnéticos e inclusivos

Pensamiento visitado 586 veces

Hace un tiempo que se han puesto de moda los juegos magnéticos, bloques de construcción que se unen unos a otros a través de imanes sueltos introducidos en las propias piezas. Cuando los descubrí me parecieron de lo más interesante y el primero que compré fue para regalárselo a nuestro sobrino por su cumpleaños. Al recibirlo, mi cuñada nos comentó que no solo había quedado encantado el peque sino que también su hermano mayor y hasta los papis se lo pasaban genial jugando. De hecho ella es profesora de primaria y nos dijo que le parecía tan fantástico que pretendía adquirir uno para el colegio donde da clases.

El siguiente juego que entró en casa fue de parte de los Reyes Magos para el Vikingo y aunque con él no las tenía todas conmigo ya que en ese momento solo le gustaba jugar con sus coches, resulta que le encantó, tanto es así que ya tiene dos!

Manitas del peque con piezas del juego de construcción

Le chifla hacer coches, cohetes, autobuses de dos pisos, casas… No hay día que no juegue al menos un ratito con estos bloques. Y por supuesto, hacer terremotos, cosa que aprendió gracias a su “Tiet” hace poco y le hace mucha gracia. Los terremotos como imaginaréis no es otra cosa que habiendo montado la construcción, derribarla de un golpe.

Las manitas del peque con la construcción ya hecha, es un coche.

El juego consta de 39 piezas de colores repartidas en 22 cuadrados, 14 triángulos, dos pares de dos ruedas y un doble cuadrado que sirve para unir las ruedas. A parte lleva una bolsa de franela para transportar las piezas y un libro de instrucciones.

Beneficios de estos juegos

  • Refuerzan la destreza oculomanual
  • Potencian habilidades psicomotoras y de motricidad fina.
  • Fomentan la creatividad y el ingenio.
  • Juegos aptos para jugar entre varios.
  • Conocimiento de distintas formas geométricas.
  • empiezan a utilizar la lógica para construir.

Inclusividad de los juegos de construcción magnéticos.

Me parecen unos juegos fantásticos y muy accesibles. Hay juegos de construcción que reconozco que sin ver, nos cuesta más o directamente no sabemos como ayudar al peque pero éste juego es sencillo y muy claro en sus formas y manejo. De hecho hasta a nosotros nos ayuda y nos beneficia a fomentar nuestra creatividad e ingenio!
Todos los juegos que nos sirvan para poder jugar juntos con el chiquitín son más que bienvenidos y es un placer conocerlos.
Cada vez que saca la bolsa con las piezas, el Vikingo no es el único que se pone a jugar y se divierte, sus padres también estamos enganchados a estos juegos y no solo nosotros, cualquiera que pasa por casa y los descubre.

Realmente es una gran compra que recomendamos mucho y de la que estamos muy contentos.
Más abajo os pego un link del juego que nosotros tenemos.

¿Los conocíais ya? ¿Qué os parecen?
Espero que os haya sido de interés y si los usáis, contadnos!

Abrazos vikingos.

Netparking a ciegas.

Pensamiento visitado 1.115 veces

Otro tema recurrente ahora que Vikingo tiene 3 años, aunque en realidad ya empezó a surgir la primavera pasada, es el tema del parque.

Sí! el netparking es como el tan de moda networking, pero en vez de estar en espacios elegantes repletos de mesas llenas de deliciosos manjares mientras te paseas por allí con otra gente para charlar y tratar de hacer negocios o presentar tu proyecto, darte a conocer y conocer a otras personas que comparten tus intereses profesionales y dando targetas de visita supercuquis, el netparking es rodeado de mamis, papis y otros cuidadores varios, cargados de botellines de agua, zumos, bocatas, fruta y otras merendolas menos sanas intentando vigilar a los peques que juegan por allá cerca o no tanto mientras comparten sus penas y alegrías de la p/maternidad y crean los tan temidos grupos de whatsapp xd.

¿qué tal llevamos el netparking los padres ciegos? o bueno, ¿qué tal lo llevo yo? Pues va a días.
Volvemos un poquito a lo que ya os conté en el post de Ni superheroína ni supervillana, solo una madre ciega” y es que es otra de las situaciones donde yo personalmente si no voy con alguien de confianza que pueda echarme una mano para vigilar que mi hijo está bien y seguro, no voy. Y ese alguien por supuesto no ha de ser ciego.
¿Y quienes suelen haber por ahí? pues otras madres/padres del cole pero claro… y me repito, si no me avisa alguien que está ahí con su peque por si quiero quedarme… yo no lo sé y por muchas ganas que tenga de estar con mi peque en el parque o lo mucho que él me pida de quedarnos, con toda la pena del mundo, tengo que decirle que no y que ya jugaremos en casa.

La primavera pasada me sucedió algo que fue el gérmen para crear este post y el anterior. Un día que ya conocía a una mami de la guarde y me quedé con ella y otras tantas en el parque, otra de las madres de la clase de mi Vikingo me dijo: “Ah! yo pensaba que no querías quedarte en el parque!” y es cuando le expliqué lo que acabo de contaros más arriba, de la necesidad que tenemos nosotros de que ellas o ellos nos digan si están ahí para poder acercarnos o de quedar antes por whatsapp por ejemplo.

Quizá habrá otras madres o padres ciegos que lo hagan de otro modo o se atrevan a llevar solos a sus peques, no es mi caso. Además Papá Vikingo también es ciego ttotal así que no tenemos ni un poquito de resto visual en el que apoyarnos.
A veces voy con mis padres, alguna otra con mi hermano, con amigos… pero nunca sola con él. Quizá cuando el peque sea más mayor y comprenda la situación de sus papás y de la importancia de no alejarse, de contestar cuando le llamamos y de ir diciéndonos donde está (cosas que ya voy intentando enseñarle y practicamos), empiece a perder un poco ese temor y me anime a intentarlo.

PD: Para las/los que hayáis leído el anterior post, que sepáis que sí! que ya estoy en un grupo de whatsapp de madres de la clase del peque y no, no me añadieron porque me hubieran leído por aquí, fue por otro motivo :)

Ni superheroína ni supervillana. Solo una madre ciega

Pensamiento visitado 3.412 veces

Hoy no van a haber fotos ni anécdotas divertidas de Vikingo, hoy es un post de reflexión, desahogo, un post que considero necesario escribir y que vosotr@s lo leáis.

Me hace cierta gracia cuando os leo a muchas y muchos horrorizados con los grupos de whatsapp de padres de las clases de vuestros hijos, espantados de que ya os han agregado o rogando que no lo hagan… y yo pienso, a mí no me ha agregado nadie y me gustaría… ¿Seré rara? bueno, ya sabemos que soy freaky y a mucha honra pero ¿Llegar a ese punto de rarunez?

Pues sí, yo soy la que en cuanto coincide en el bus o cruzando hacia el cole con un padre o madre que me dice cualquier cosa que me haga sospechar que efectivamente es un padre o madre del cole, le suelto el rollo para averiguar si es de la clase de mi hijo y comentarle que a ver si vamos coincidiendo y nos damos los whatsapps para poder quedar para llevar a los niños al parque y que jueguen… ¿que me gusta hacer esto? No, nada de nada, de hecho yo soy una persona más bien tímida e introvertida a quien todo esto le da mucho corte, además de pensar que los demás creerán que soy un coñazo o peor aún, que les daré penita.
Y entonces os estaréis preguntando, ¿Por qué lo haces? Pues porque si no, no tenemos interaqcción social, al menos lo que yo he vivido, hay muchos otros padres y madres con discapacidad que lo vivirán a su manera, este es mi blog y obviamente yo os cuento lo que yo vivo.

A la gente parece que le dé miedo, respeto, cosa…. acercarse a nosotros, y por supuesto también habrá otros que quizá ni se lo planteen. Las interacciones sociales siempre cuestan un poquito pero si puedes utilizar la magia de la mirada, es algo más sencillo, porque solo con una mirada puedes ver a esa persona con la que el otro día hablaste y te cayó bien, a la otra con quien no tuviste feeling, a esos otros que reconociste por haberles visto en la reunión de padres de inicio de curso, a esa otra familia que el peque lleva la mochila con el distintivo de la clase de tu hijo… y es mucho más fácil acercarte y entablar conversación.

En nuestro caso, por motivos evidentes, todo esto nos lo perdemos por lo cual o eres extremadamente extrovertido y te pones a hablar con el resto de padres que te vas cruzando al ir a recoger al peque, o como es mi caso, me quedo sin conocer a casi nadie.

sé por supuesto que me toca esforzarme y lo hago de buen grado por mi chiquitín, y es por esto que intento ser menos vergonzosa y hago lo que más arriba os he contado, pero también intento explicar a quien me acerco y ahora a quienes me leéis, que necesitamos que vosotr@s también pongáis algo de vuestra parte, que si hemos hablado en alguna otra ocasión y os hemos caído bien, os animéis a acercaros si nos veis y a saludarnos, porque nosotros no lo vamos a hacer, no por falta de ganas, sino porque no vemos que quizá os tenemos justo al lado y no, no penséis que es tan fácil esto de reconoceros por la voz y menos cuando hace poco que nos conocemos… igual que hay gente a la que les cuesta acordarse de las caras, hay gente ciega a la que le cuesta acordarse de las voces y si además son voces que hace poco que escuchamos y se entremezclan con otras tantas, es misión casi imposible detectaros.

Al final con todo esto, quiero deciros que somos personas como cualquier otra, que una de nuestras múltiples características es la ceguera, pero eso no nos hace dignos de una admiración casi como si fuéramos superhéroes ni tampoco de un respeto o temor como si fuéramos supervillanos. Nos apañamos lo mejor que podemos con las herramientas que nos han tocado y las estrategias que cada uno en su vida ha ido elaborando para superar obstáculos y sobre todo, somos personas que con lo que tenemos, intentamos disfrutar la vida a tope y ser felices, y sí, os juro por Snoopie que lo logramos.

Así que ya sabéis, a la próxima que os crucéis conmigo, si os apetece y os caigo bien, ¡saludadme!

Micropost: ¡Yo arreglo ojos!

Pensamiento visitado 927 veces

Hace tiempo que los peques de la edad del Vikingo, especialmente las niñas se han fijado y nos hacen la pregunta: —¿Qué te pasa en los ojos?— o —¿Por qué tienes los ojos cerrados?— Hasta ahora pero, el Vikingo no había mostrado ningún tipo de inquietud o interés al respecto, pero a las puertas de cumplir 3 añitos, lo ha hecho.

—Mami, obe ulls! abriéndomelos él con los dedos—
—Yo aleclo ulls—. —Si carinyo? i com els arreglaràs?—. —A matillo!— Coge un juguete que simula un martillo e igual que simula arreglar sus coches, aviones, otros juguetes, nos da muy flojito en la frente encima de los ojos y ¡voilá! ojos arreglados.

La verdad es que la ocurrencia del martillo me hizo muchísima gracia, tan inocente mi chiquitín! lo que confieso que me dió pena y se me escapó alguna lágrima al principio, es cuando se empeñaba en que abriera los ojos. Siempre he tenido presente que ese día llegaría y que yo sería fuerte y no haría un drama de ello pero al final, cuando tu peque te cuestiona por primera vez por tu discapacidad… es durillo.
Él sigue pidiéndonos tanto a su papi como a mí que abramos los ojos o haciéndonos notar que los llevamos cerrados y ahora ya lo llevo perfectamente, me lo diga en casa, en la calle, en el bus, siempre le cuento lo mismo, que mami tiene pupa en los ojos y casi no los puede abrir igual que se lo dice su papi, ¿Para que darle de momento más explicaciones? y se queda conforme…, hasta que le vuelve a venir a la cabeza.

La temible operación pañal: El diario

Pensamiento visitado 893 veces

Fase previa.

Summer is coming, Vikingo ya hace medio año que cumplió su segundo día del nombre y como es costumbre en nuestra sociedad, empiezan los comentarios y rumores sobre cuando va a quitarse el pañal, que hay que aprovechar el verano y que en el colegio les quieren ya con los esfínteres controlados. ¡estrés! ¡horror! pero si Vikingo no quiere saber nada de quitarse el pañal y ni se le ocurre avisar cuando hace pis o caca! de hecho a veces habiendo hecho caca, se lo preguntamos y lo niega… ¿Cómo vamos a quitarle el pañal si no está preparado en absoluto?

Tutoría con su profe en la guarde, por supuesto el tema sale a la palestra y nos confirma que ella tampoco le ve a punto. ¿qué hacemos? es como una carrera a contrareloj… pero, ¿qué pasa con el ritmo del niño? Lo hablamos papá vikingo y yo y coincidimos que hay que respetarlo ya que de otro modo no vemos que la operación pañal vaya a tener ningún éxito. Aún y así sigo preocupada por como intentar estimular y ayudar al peque a que empiece a mostrar interés y ganas por hacer sus cosas como mamá y papá.

Hablo con una muy buena amiga de toda la vida, que tiene dos nenes preciosos y me comenta que ella antes de retirarle el pañal al peque, que es de la edad de Vikingo, estuvo como un mes poniéndole en el orinal cada vez que tenía que cambiarle el pañal, cuando le bañaba, antes de acostarle… Lo sentaba en el orinal a ver si quería hacer algo, le contaba algún cuento… le compró calzoncillos chulos… y así el peque se fue animando y acostumbrando hasta el día D en que se lo quitó y ya no fue traumático para él. Me pareció una estupendérrima idea así que se la comenté al papi y la pusimos en marcha.

Primero estuvimos sentándolo en el WC sujetándolo y aunque no se quejaba no le veíamos cómodo así que en cuanto en la guarde nos comentó su profe que empezaba a animarse a ir al orinal, raudo y veloz papá vikingo le compró esta chulada.

En cuanto lo vió el peque, quiso probarlo y… ¡bingo! éxito a la primera! las fiestas y la emoción por su primer pipí en el orinal en casa fueron de traca y él la mar de feliz porque, sí señores, como buen orinal accesible, no podía ser menos en nuestra casa xd, cuando hizo pis sonó una musiquita de celebración así que ya sabéis… Va estupendo que suene la música por si no se oye como cae el pipí en la vacinilla.
El orinal a parte de esto es genial porque puede usarse como reductor para sentarlo en el propio water y también como alzador para alcanzar el lavabo y lavarse las manitas. Es todo de plástico con las patitas del pato y la cara en el respaldo del orinal y totalmente desmontable y cómodo para limpiar.

Hasta aquí la previa, que de momento promete… Ahora que ya me he aprovisionado de calzoncillos y pantalones cortos de algodón tipo chándal, estamos listos para el día D, o mejor dicho, P.

¡Que la fuerza y los dioses nos acompañen!

El diario.

Primer fin de semana.

Sábado por la mañana, 9 y pico, se levanta el peque y viene a buscarme diciendo que tiene pipi y caca para que le cambie el pañal, ya es un paso! antes ni me avisaba cuando llevaba el pañal cargado.
Le cambio y reflexiono y me digo que le pongo otro ya que quiere salir a comprar el pan y a pasear a Whost con su papi y pienso que después de desayunar ya tranquilos y en casa, daremos el tiro de salida. A todo esto yo ya nerviosa perdida.
A todo esto llega nuestro salvador en forma de un prime now de Amazon que nos trae entre otras cosas otro orinal para el piso de arriba, éste muy sencillito, vacinilla de plástico sin ninguna “pijada”
Desayunamos y en el siguiente cambio, ¡voilá! bye bye pañal, hola calzoncillos de los Minions! en H/M tienen packs de 7 slips muy apañaos pero en el que tengo al lado del trabajo solo les quedan de este modelo así que solo cogí un pack… para que quiero 14 calzoncillos de los minions? al vikingo le hacen cierta gracia pero tampoco no es que sea un ultrafan.
Por no extenderme porque el día no da para mucho, le fuimos preguntando si tenía ganas de hacer pis o caca, la respuesta indefectiblemente siempre era no así que empezamos a llevarle nosotros al orinal ya sin preguntar sino diciéndole que íbamos a ir a probar. Incluso nosotros nos sentábamos en el WC a ver quien hacía algo antes jajajaja y nada…
resultado final: escapes 4, orinal 0.

El domingo más de lo mismo, esta vez en cuanto se levantó ya le quitamos el pañal porque el pañal de la siesta y de la noche por supuesto aún los lleva y otra vez el mismo proceso y otra vez las mismas respuestas, nada de querer ir al orinal por si mismo, nada de avisar si tenía pis y nada de hacer en el orinal cuando nosotros decidíamos que era un buen momento para ir.
escapes 6, orinal 0.

Guardería

Ya fue sin pañal y por suerte no hubo escapes en el camino. Magicamente cuando le recogí por la tarde la profe me dijo que lo había hecho genial, ni un escape y que incluso no se levantaba del orinal hasta no haber hecho al menos alguna gota… ¿Perdón? ¿Dónde está el truco?
En casa… como si nada, se le escapó un par de veces y sin siquiera avisar que se le había escapado… Confieso que me frustré, sé que llevamos muy poco tiempo pero ver que en la guarde lo había hecho tan bien y que en cambio en casa ni siquiera avisaba cuando se le había escapado, me resultó un poco con perdón, cabreante, eso sí, obviamente a él no se lo demostré, sé que hay que hablarles siempre con mucho amor, acompañarles y aceptar sus escapes diciéndoles que hay que seguir intentándolo y que a la próxima saldrá mejor.

Evolución

Hoy es miércoles y lleva dos días en casa por estar enfermito, un rollo porque sé que le hubiera ido genial estar en la guarde estos primeros días sin pañal pero qué le vamos a hacer…
Ayer en general se le volvió a escapar todo, pero hubo un pequeño avance, digamos que eran escapes a medias, no me avisaba para ir al orinal pero cuando yo veía el escape le llevaba y algo hacía, ¡hasta un poco de caca logramos que hiciera! y él se da cuenta que nos ponemos super contentos cuando lo hace ahí.
Como soy un poco mamalapa y estoy siempre alrededor de Vikingo, me doy cuenta muy rápido de cuando tiene escapes y aunque a veces aviso a alguien de mi familia para hacer evaluación de daños, los tengo muy controlados… ¡tacto y olfato al poder!

Hoy… veremos si la evolución sigue progresando o qué hace con su papi y su avi.

El mes de los animales

Pensamiento visitado 958 veces

Bella, mi perra guía durmiendo.

Este mes es el mes de los animales en la escuela infantil de Vikingo y han hecho muchas actividades relacionadas con ellos, hasta fueron de excursión a la Granja Aventura Park! donde hay que decirlo, el peque se lo pasó en grande como me dijo su profe, es que no tiene ningún miedo a los animales. Supongo que en parte influye el haber crecido desde que nació rodeado de perros tanto en casa como en su entorno más cercano y de otros animales como gatos y hasta una cobaya.

Otra de las actividades que están llevando a cabo todo el mes es cuidar de su propia mascota. Tienen en clase un pececillo que han llamado Nemo (lo sé, muy originales) igual que son leones y su peluche mascota se llama Simba… Con el pececillo aprenden a cuidar a otro ser vivo, la responsabilidad que eso conlleva, a alimentarle… me parece genial empezar a fomentar ese tipo de comportamientos en los peques.

Y otra de las múltiples actividades que hicieron relacionada con el mundo animal ha sido llevar a sus mascotas a clase así que en cuanto me enteré, no tardé ni un segundo en ofrecerme a venir con Bella, mi perra guía para presentarla oficialmente a los amiguitos de Vikingo, aunque en realidad de irle a recoger cada tarde, muchos ya la conocen de vista y alguno hasta se ha animado a tocarla.
Fuimos el martes pasado y fue una experiencia genial. Los chiquitines sentaditos enfrente mío en un sofá, menos Vikingo claro que no se separó de mí ni de Bella. Les conté a grandes rasgos el trabajo que Bella desempeña conmigo, les expliqué para que sirve el arnés, les enseñé como obedece algunas órdenes básicas como sentarse, quieta y echarse (sit, stay, down) se lo dije en inglés ya que Bella es de la escuela de Leader Dogs for The Blind en Rochester Hills, michigan, ahí fui a por ella y ya de la teoría pasamos a la práctica. Hice que Bella permaneciera sentada mientras por parejas se iban acercando los nenes a acariciarla, les encantó! luego la fueron paseando solo con la correa sin el arnés, para que Bella entendiera que no estaba trabajando y luego les dije si querían darle a Bella un premio y por supuesto todos se animaron a hacerlo, ¡suerte que traje premios pequeñitos! Bella se puso las botas. Y como colofón, le puse el arnés e hice que la profe me pusiera unos obstáculos para que vieran lo que antes les había contado, como Bella hace que no me choque esquivando lo que encuentre por medio.

Creo que fue una experiencia muy enriquecedora tanto para ellos como para mí, desde luego me lo pasé en grande! fue todo tan natural y precioso… Les expliqué que tengo “pupa” en los ojos y no puedo ver y por eso Bella me ayuda y se lo tomaron de una manera tan natural… que lástima que la mayoría de adultos no tengamos esa “simpleza” de tomarnos las cosas tal como son sin darles más vueltas y aceptarlas sin prejuicios.

Y a todo esto os preguntaréis… ¿Qué tal lo pasó Vikingo? Pues se sintió el rey del mambo como no, como si él fuera el profe, siempre en medio del cotarro, me ayudó a dar las chuches a los niños para que se las dieran a Bella, controló y puso órden a sus amiguitos cuando la tocaban y les dijo como y donde tenían que hacerlo y en los paseos, él iba delante para que Bella le siguiera y los nenes pudieran pasearla, fue graciosísimo.

Estoy encantada porque veo que cada vez más se dan este tipo de actividades en las escuelas, contra más concienciación y conocimientos sobre el mundo y sus muchas y diversas realidades tengan los peques, mejor irá el mundo cuando crezcan.

¡Abrazos vikingos!

Un carnaval muy especial

Pensamiento visitado 1.217 veces

El peque de capitán pirata

Estamos en plena semana de carnaval. Sí, para muchos, especialmente para todos los que somos mamis/papis y tenemos a peques en edad escolar, llevamos desde el lunes inmersos en disfraces, pinturas, peinados, calcetines de colores… etc.
En nuestro caso el lunes tocó ir en pijama a la guarde, el martes con un peinado original y la cara pintada (al vikingo se la pintaron de pirata), el miércoles fue lo que aquí llamamos la rua, es decir el paseo o desfile por la calle disfrazados con sus mejores galas, ayer fue con un delantal ya que fue “dijous gras o jueves lardero” y prepararon tortilla y hoy van con una corbata y un calcetín de cada color.

Toda esta semana está siendo distinta y especial para el peque pero el miércoles fue el colofón para él y para nosotros.
Papá vikingo y yo decidimos cogernos el día de fiesta, dado que el año pasado ya nos perdimos ver al chiquitín disfrazado en la guardería, este año decidimos que no queríamos perdérnoslo.
Confieso que fue todo un drama disfrazar al peque y mira que primero le motivaba ir de pirata pero fue ver el disfraz y echarse a llorar. Llegó un punto que hasta me planteé si quitarle el disfraz y llevarle a la guardería sin él pero poco a poco se fue calmando y al final logramos salir de casa contentos y todo.
Como el día era precioso, fuimos andando en un agradable paseo, además el avi vikingo se animó a acompañarnos :)

La rua empezó a las 10 y los peques salieron formando un tren y pasearon por la calle enfrente de la guardería mientras las mamis, papis, abuelos y familiares varios y por supuesto las educadoras, íbamos acompañándolos. Mi chiquitín iba el primero rodeado de su querida “Aten”, (Ascen, la profe) y una nena que iban de la manita, y en cuanto nos vió fueron todo sonrisas, bailes y saltitos al ritmo de la música, hasta yo bailaba! de hecho durante un ratito en el que mi padre hacía de camaraman íbamos papá vikingo y yo al lado del peque con whost, que iba guiando, y en otro momento yo me acoplé a la rua, dado que tampoco era algo muy formal e íbamos de la manita él y yo, si supiérais que bien me acompaña mi bebé… cada vez que lo pienso me emociono.

Una vez terminamos el paseo, pudimos disfrutar un ratito más de nuestros pequeños en unos parquecitos ballados delante de la escuela. Vikingo me pidió que entrara a jugar con él y así lo hice. Sí, con algo de miedo porque era un entorno desconocido para mí lleno de pequeñines y adultos moviéndose de aquí para allá y yo sin ver, no tenía ningún punto de referencia. Pues pareciera que el peque lo intuyera porque nada más entré, me cogió de la mano y me dió una vuelta entera por todo el recinto, como si quisiera mostrarme como era de grande para que yo me hiciera un mapa mental. Una vez llegamos de nuevo al punto de partida y saludamos a papá y a l’avi vikingos, me llevó a su juego preferido, el tobogán! y ahí empezó a aprender qué es esto de hacer cola y tener que esperar su turno, cosa que al principio no llevó muy bien, ya que es algo impaciente pero lo asumió rápido.
Yo disfruté tantísimo de ese rato, no os lo podéis imaginar! sentirme una mamá como cualquier otra que está jugando con su hijo, no sentirme fuera de lugar, no sentirme extraña o la mamá ciega a la que han de ayudar. El peque sin que siquiera casi yo le llamara estaba todo el rato cerca mío, jugando, haciendo cola, divirtiéndose… y yo podía compartir ese ratito. Además las otras mamás y educadoras que ya me conocen o como mínimo me tienen vista me hicieron sentir super acogida. Todo fue muy fluido. Que tocaba foto de grupo, mi peque y yo de la mano y alguna de las mamis nos ayudaba a colocarnos en el sitio, que tocaba hacer trenecito para volver a la guarde, peque y yo de la manita y alguna mami si nos despistábamos nos echaba un cable… de hecho no es que nos despistáramos, es que al ser ya la despedida, ningún peque quería entrar y por supuesto el mío no fue la excepción, así que íbamos a pasito de mosca jeje.

En resumen por si aún no lo habíais notado, fui muy pero que muy feliz pudiendo participar en las actividades de nuestro pequeño vikingo, además con puntos extra de felicidad al haber estado con papá y avi vikingo.

¡Feliz Carnaval!

La familia vikinga en 3D!

Pensamiento visitado 1.414 veces

Las fotoesculturas de los 3

Me hace mucha ilusión publicar esta entrada ya que es especial para mí. además aunque siempre os las dedico todas a todos mis lectores y lectoras, esta vez se la dedico un poquito más especialmente a las ciegas y los ciegos que me leéis.
Hoy os voy a hablar de figuras en 3D!

siempre me había hecho la misma pregunta cuando me hacían una foto… ¿Cómo se me verá? en realidad me encantaría tocar fotos en relieve pero esto es aún mejor… a otro nivel, hablamos de fotoesculturas!

La primera vez que oí hablar de las fotoesculturas fue ya hace 5 años, justo cuando volvía de haber vivido en Madrid un par de años y pico. Nos habíamos prometido con JJ y quería hacerle un regalo especial, con significado y… ¡voilá! descubrí ThreeDee-You

Fuimos al estudio en el verano de 2012 y fue una experiencia fantástica. Los chicos que lo llevaban nos trataron genial, antes que nada nos dejaron tocar otras fotoesculturas para que supiéramos como eran y eso hizo que nos termináramos de convencer. Así que pasamos a la sala para el escaneado, primero JJ y luego yo. 3 segunditos posando para el escáner 3D ¡y listo! solo quedó escoger la escala a la que queríamos las figuras. Habían varias y escogimos una medianita.
Nos llegaron a Barcelona al cabo de unas 3 semanas y están decorando nuestro despacho. son preciosas, super bien logradas ya que a fin de cuentas, es nuestra foto en 3d y están hechas de porcelana sin vidriar.

Pasaron los años, nació nuestro vikingo y se me ocurrió hacerle a JJ en alguna fecha especial, el regalito de nuestro chiquitín también en 3d pero ay… ir a Madrid otra vez para eso? lo veía algo complicado pero en Barcelona yo no encontraba dónde! y de repente… ¡zas! llegaron los Reyes magos y con ellos la sorpresa pero no para JJ sino para mí!

Fotoescultura del vikingo solo

Gracias a doob-3d y a JJ que llevó al chiquitín para hacerle las fotos, ahora hemos ampliado la familia con su fotoescultura!
Me encanta, se le ven todos los detalles!
El proceso es distinto al que hicimos en Madrid. Aquí el peque está en una cabina con 52 cámaras reflex rodeándolo y con esas cámaras una vez tienen las imágenes que les interesan, hacen el modelado hueco. Porque efectivamente nuestras figuras de Madrid pesan más, no van huecas pero la del peque sí. Es polvo cerámico y dicen que al hacerla hueca se ahorran costos.

Para quedar satisfechos, tuvieron que ir dos veces papi e hijo porque a la primera, el peque estaba muy cansado y no lograron hacerle alguna foto que pudiera utilizarse pero a la segunda… ¡perfecto! JJ cuenta que fueron un amor con ellos en ambas ocasiones, tanto el dueño como la chica que estuvo distrayendo a vikingo y haciéndole sonreír para las fotos y es que… a ver quien es el guapo que hace que un peque de 2 años se quede quietecito y pose para una foto.

En resumen, estoy enamorada de mi familia vikinga en 3D, eso sí, ni son figuras económicas ni resistentes así que mucho ojito! que las de JJ y mía ya nos las rompieron sin querer, eso sí, se pegan muy bien ;).

Por cierto, si os animáis a haceros con alguna fotoescultura, no olvidéis de pasaros por aquí y comentar y ¡ah! id con colores claritos y con poco o ningún estampado

¡Abrazos vikingos!