¡Feliz segundo día del nombre!

Pensamiento visitado 1.038 veces

Y ya tienes dos añitos mi pequeño vikingo. Dos preciosos años en los que has crecido mucho, aprendido tú y hemos aprendido los que te queremos y rodeamos.
Estás y eres precioso, cada día más parlanchín, aumentando tu vocabulario y tu destreza al ablar con frases cada vez más a menudo de dos palabras. Y aunque sacas a relucir de vez en cuando la rebeldía y genio típicos de esta edad, sigues siendo tan dulce y amoroso como siempre.

En tu segundo cumpleaños en el que ya eres más consciente del mundo que te rodea y empiezas a tener tus propios gustos, no podíamos celebrarlo de otra temática que no fuera tu adorada Patrulla Canina.

Mesa decorada de la Patrulla Canina

Ya ves, lo encontramos todo! platos, vasos, mantel, servilletas, globos y claro, hasta la guirnalda de ¡feliz cumpleaños!
Hasta tus tiets te regalaron un conjunto de plato, vaso y cubiertos de la Patrulla para que comas siempre bien acompañado de tus perrunos amigos.
Estuvimos toda la familia y aunque estabas blandito porque aún tenías algo de bronquitis, te lo pasaste bien, sobre todo con el parking que te regalaron con varios coches. Sí, los tut tut bólidos de Vtech cantarines, que si la grúa, que si el camión, el taxi, el todoterreno, etc.
Y llegó el momento del pastel y de soplar tus dos velitas.

Pastel sacher con figura fondant de Marshall encima

El sacher estaba delicioso y la figurita de Marshall de fondant, que por desgracia no hice yo porque no tengo esa traza, era tan preciosa que se salvó de ser devorada 😉 y lo mejor es que cumplió su cometido y es que tú la vieras y la reconocieras todo diciendo “Mashal Mashal!”
soplaste tus velitas, oh yes! tambbién de la patrulla, Marshall y Chase, un poco a regañadientes porque querías seguir jugando así que en cuanto las apagaste, te fuiste a seguir con tu parking.

Fuimos entre todos 20 personas entre tú, tus papis, avis, abuelos, tiets y cosins, metidos en el comedor de casa y fue un éxito de cumple. Todos disfrutamos acompañándote y charlando y claro, disfrutando de la comida. Tortilla casera, guacamole casero, medias lunas con embutido, quesos, patés, jamón ibérico, frutos secos, fruta para quien quisiera… vaya, que no nos quedamos con hambre no.
Tú que no comiste mucho picoteabas entre carrera y carrera de coches porque lo que tú más querías es que jugáramos contigo. Muchas veces me llamabas y cuando me acercaba me indicabas con golpecitos en el suelo a tu lado diciendo “aquí mami, seu!” para que me sentara y jugara contigo. ¡Adoro esos gestos tuyos!

En conclusión, la fiesta fue un éxito porque todos colaboramos, yo me encargué de la decoración, sí! ciega y me quedó bien chula modestia a parte! tu papi se encargó de que llegara a tiempo a casa y al mejor precio, tus avis consiguieron esa delicia de pastel y el precioso Marshall, tus abuelos nos ayudaron a papi y a mí a cocinar y a colgar los globos y la guirnalda y tus tiets y cosins junto con avis, abuelos y papis, hicieron posible que la fiesta triumfara con su compañía, su buen saque comilón y sus risas y sobre todo su amor por ti.

¡Feliz año koalita! te queremos.

#vdln 6: Fangirl

Pensamiento visitado 1.617 veces

¿Podríamos considerar a los Beatles como los precursores del fenómeno de las boy bands? bueno, en cualquier caso no voy a hablar hoy de ellos aunque también me encantan, hoy vengo a confesar mi pasado groupie.
Iba a decir que no soy especialmente fan de nada pero sería mentir, soy y he sido muy fan especialmente de animes japoneses pero no así de grupos de música, cantautores, actores de cine, etc. Eso sí, en mi adolescencia un grupo me dió fuerte, pero fuerte de verdad y aún y así, nunca pude ir a ninguno de sus conciertos, espinita que me queda clavada en mi corazoncito de fangirl.

Lo confieso, me volvían loca, tenía toda su música, sus conciertos, programas de radio que hablaban de ellos grabados en cassettes y como no, me compraba todas las revistas de la época en cuanto me enteraba que habían pósters, calendarios, pegatinas o cualquier cosa que les hiciera referencia.
Lo sé, algunos se preguntarán que sentido tenía para mí siendo ciega sin poder verlos, pero decoraban mi habitación y mi carpeta del cole y con eso yo era más que feliz, sabiendo que dormía entre Take That, Bonjovi y Brad Pitt.

Qué recuerdos, escuchándolos rememoro mis últimos años de EGB, el viaje de final de curso con los walkman en el autocar y ellos sonando, las noches a las 9PM escuchando en los 40 el programa de Fan Fan club… Aún me acuerdo hasta de la tonadilla.
De los 5 quien me causaba más devoción y de hecho aún es quien más me sigue gustando es Gary Barlow, con esa voz tan dulce y lo bien que toca el piano! de hecho Mark, que era el gran triumfador del grupo a mí no me decía nada y hasta su voz me parecía tirando a feilla.

Y con esta versión de la canción de los Bee Gees que aún ahora me emociona y un recopilatorio de Greatest Hits anunciaban su separación y me quedé muy triste, nada como otras fans que hasta llegaron a suicidarse… algo totalmente incomprensible para mí pero sí me supo mal, eso sí, no volví a seguir a ninguna boy band como les seguí a ellos. En realidad no volví a hacerme fan de ninguna, sólo tonteé algo con Bacstreet Boys pero más que nada porque mi en aquél momento mejor amiga sí se convirtió en una auténtica y chiflada groupie de ellos.

Feliz semana y hasta el próximo vdln!



#VDLN 5: Para ti, mi vikingo amante de la música

Pensamiento visitado 1.016 veces

Hoy, a las puertas de tu segundo cumple, te dedico a ti este vdln, a ti que eres el protagonista de mi vida y por supuesto de este blog. A tu a qui sempre parlo en català i se’t faria ben estrany sentir-me parlar-te en castellà.
Pero seguiremos hablando en castellano para que todo el mundo pueda entender y saber lo especial que eres para nosotros desde que supimos que venías a este mundo, y lo especial que desde siempre ha sido para ti la música.
Estando embarazada ya te cantaba, te ponía las músicas que a mí me gustan y hasta papá vikingo te tocaba al piano. Siempre en esos momentos o te quedabas quietecito como muy atento o empezabas a dar patadas y a moverte. No sé si desde la barriga podrías oír realmente la música o solo mi voz pero me gusta pensar que ya lo disfrutabas.
Y desde que naciste has seguido disfrutándolo. Siempre que oyes música te pones contento y a bailar o si es tranquila te relajas escuchándola. Desde que has podido, te hemos dejado experimentar con mi piano, que me regalaron mis iaios y padres y al que le tengo mucho cariño así que quien mejor para hacerlo sonar que tú? primero golpeabas las teclas pero en cuanto has ido viendo como tocamos, le has querido ir imitando e intentas mover los deditos igual que un pianista y hasta ahcer acordes! eso cuando no estás dándole sustos a papi mientras toca para que te persiga y vengas a mis brazos muerto de la risa y diciendo “¡casa, casa!”

Llegamos a la guardería y ahí conocimos a Dàmaris Gelabert, tu primera hídolo musicalmente hablando, y es que la adoras. Además tuvisteis la suerte que vinieran ella y su equipo a la guarde a haceros sesiones de música. Y ahí la conocí yo también y la verdad es que me encanta. Sus canciones son geniales, muchas educativas como la de la hora del baño, la de aprender a vestirse, la de aprender a hacer pipi y caca solito… canciones sobre las estaciones del año, los días de la semana, canciones de juegos de falda… tantas! La mayoría son en catalán pero también las hay en castellano.

Si te parece, mi pequeño vikingo, vamos a enseñarles a todas las familias que nos leen, dos de nuestras canciones favoritas.

Con esta canción nos encanta empezar el día, ya sea escuchándola de la propia Dàmaris o cantándola nosotros. Sea como sea, siempre sueles pedir “Més!”

Y con esta nos lo pasamos muy bien cantándola, además dice tu nombre! nos la ponemos en la hora del baño como ambiente o mientras jugamos.

Para dormir o contamos un cuento inventado o escuchamos les Cançons de bressol de la Dàmaris, cerramos los ojitos y terminamos el día para coger fuerzas para seguir cantando, jugando y haciéndonos a todos felices al día siguiente.

feliz semana y hasta el próximo viernes dando la nota!



La super percepcción

Pensamiento visitado 1.240 veces

Los niños son mucho más perceptivos de lo que imaginamos y lo son desde bien pequeñitos, desde bebés.
de manera natural, el pequeño vikingo desde muy chiquitín percibió que la manera de conseguir lo que quería de sus padres era cogernos de la mano y llevarla al objeto que le interesaba o como mínimo en dirección a ese objeto así que desde los 8 meses más o menos, actúa de esta manera con nosotros.
A nosotros como a él, nos ha parecido lo más normal pero a nuestro entorno que mayoritariamente no es ciego, les sorprende muchísimo y es que al principio el chiquitín no discriminaba y con todo el mundo actuaba de la misma manera pero más adelante comprendió que con el resto con señalar el objeto de sus deseos era más que suficiente.

Lo mismo hace cuando quiere enseñarnos algo, de manera espontánea nosotros siempre le decimos ¿a ver? alargándole la mano y desde siempre él nos deposita el objeto en ella, igualmente él mismo cuando nos quiere mostrar algo sin que le pidamos o le hagamos el gesto directamente nos pone el objeto en la mano o nos coge de la mano y nos lleva donde quiere que vayamos. Además, desde que empezó a decir sus primeras palabras, todos estos gestos los acompaña con la verbalización de sus intenciones, con lo cual está hecho todo un parlanchín y un lorito.

Cuando vamos por la calle, mira la TV, vamos en bus, coche… tengo la sensación que quiere describirnos todo lo que ve porque no para de contarnos: “coche! utubú! a poto! a bici! guaguas!” acompañados de distintos soniditos a cuál más adorable de sorpresa cuando ve algo nuevo o que reconoce.

No sé si será cosa mía pero tengo la sensación que para la edad que tiene, 2 años hará el domingo, es un pequeño que aunque revoltoso, traviesillo y movido como tiene que ser, es muy responsable y se da cuenta de las necesidades diversas que tenemos cada uno.

Este comportamiento que puedo ver y disfrutar con mi hijo a diario y alucinar de como evoluciona y de lo inteligente y espavilado que le hace ser, lo he visto en otros peques. Por ejemplo mis primos también se tomaron ya de bien pequeños con total normalidad mi ceguera y el hecho de que las cosas para que yo las viera me las tenían y tienen que poner en la mano o que si quieren que les acompañe a alguna parte que no conozco, han de cogerme de la mano. O en la chiquitina de la edad de mi peque, de una buena amiga mía ciega también, que de manera espontánea se dió cuenta que JJ y yo somos como su mamá y actuaba con nosotros igual que con ella.

Considero muy positivo para los niños el que puedan tener contacto con el mayor tipo de gente posible, les hará de mayores más abiertos y tratarán con normalidad e inclusión a todo el mundo. Así que es importante fomentar charlas en los colegios para que visibilicen las distintas realidades que existen y cualquier otra actividad participativa que les ayude a entender que todos somos distintos pero no por ello mejores ni peores. Que en la diversidad reside el encanto.

¡Abrazos vikingos!