Actividades en família: Els 3 Porquets

Pensamiento visitado 149 veces

El pequeño Vikingo con su madre y 2 de los 3 cerditos.

El fin de semana pasado tuvimos otra sesión de teatro, esta vez fuimos a ver Els 3 porquets a la sala Ars en el Teatre de Barcelona.
Fuimos mi madre, el pequeño vikingo y yo y aunque fuimos en coche, se puede llegar sin problema en transporte público ya que el teatro se halla muy cerquita de la Plaça Urquinaona donde paran distintos autobuses y las líneas 1 y 4 de metro.

Lo primero que encontramos al acceder a la Sala Ars es una pequeña cafetería donde también venden las palomitas que tanto le encantan al Vikingo. La cafetería no es muy grande y está llena de las familias que van a asistir a la obra así que es algo complicado moverse siendo ciegos o con algún tipo de problema de mobilidad.
A la hora de recoger las entradas nos recibieron la madre cerdita y su hija cosa que me pareció genial para ir introduciendo a los peques a la obra.

Estuvimos en primera fila, la sala tiene una capacidad más o menos de unas 150 personas. Como siempre hay alzadores para los peques si los necesitamos, en este caso el mío no lo necesitó.
La obra duró una hora y fue muy entretenida. Actuaron los 3 cerditos con su madre y por supuesto el lobo. Además toda la obra estuvo acompañada de música en directo por un saxofón, un piano y un bajo y también hubieron algunas canciones.

En cuanto a la obra pude seguirla perfectamente sin necesidad de nadie que me la fuera audiodescribiendo, es muy hablada y además si conoces el cuento de los cerditos pues ya lo tienes todo hecho.
El pequeño Vikingo se quedó muy quieto y concentrado viéndola, otros peques en cambio estaban dándolo todo aplaudiendo, bailando, soplando cuando el lobo soplaba…
En este caso podríamos decir que mi hijo de 4 años era de los niños más mayorcitos de los assistentes al teatro.
Cuando compréis las entradas ya veréis que si lleváis niños menores de 2 años, no pagan entrada y ya os digo que en el teatro había muchos y de chiquitines, y todos se portaron genial y disfrutaron mucho la función.

Al terminar la obra en la zona de cafetería pudimos hacernos fotos con algunos de los personajes, en nuestro caso fueron 2 de los 3 cerditos. El pequeño Vikingo quería hacerse la foto también con el lobo pero no pudo ser.

Si os gusta la historia de los cerditos y vuestro peque es un fan, no os la podéis perder. Los fines de semana de marzo hay también actuaciones y empiezan a las 5 de la tarde, una hora genial para aprovechar la tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.